PRUEBA SIGUIENTE

PRUEBA ANTERIOR

Audi A5 Coupé


Mercedes Benz Clase X

Jaguar F-Pace

Hemos estado conduciendo el Audi A5 Coupé y éstas han sido nuestras conclusiones.


Los coupés están de moda, y eso se ve en la gran cantidad de modelos y configuraciones que las marcas ponen a la venta. Estos modelos ofrecen un aspecto mucho más llamativo y deportivo, pero limitando la funcionalidad que te puede ofrecer un sedán. La mayoría descienden de berlinas, con las que comparten plataforma y elementos mecánicos y estéticos, sobre todo en sus interiores. El Audi A5 debe competir directamente con rivales como el BMW Serie 4, el Mercedes Clase C Coupé, el Lexus RC o el Infiniti Q60.

























El Audi A5 es un modelo que recibió una completa renovación a finales de 2016, y se basa en su hermano de marca, el Audi A4. Este modelo se caracteriza por una estética más deportiva y una experiencia de conducción un poco más dinámica. El A5 se vende en multitud de configuraciones, con carrocería de 3 puertas, de 5 puertas y en versión Cabrio con techo de lona. Audi pone a tu disposición 2 niveles más que aumentan la deportividad y el dinamismo del coche con sus versiones S o las versiones RS, esta última no disponible en descapotable. Todas éstas versiones hacen fácil encontrar la configuración exacta que se adapte a tus necesidades.


El interior del A5 es idéntico al del Audi A4. Destaca rápidamente por su robustez y calidad, superior a muchos modelos de su competencia, aunque de diseño algo aburrido y formalista. Los asientos deportivos son formidables, con una buena sujeción lateral y muy cómodos para hacer muchos kilómetros. La visibilidad es buena por todas sus esquinas gracias a sus grandes superficies acristaladas y a sus retrovisores que parten desde abajo y nos liberan la vista del pilar A. Predomina una pantalla no retráctil en el salpicadero de tipo Tablet, y que se encuentra en una posición muy alta. Esto hace que sea fácil leerla sin tener que apartar apenas la mirada de la carretera. Podemos contar además con la opción del Virtual Cockpit, una pantalla maravillosa y muy recomendable que sustituye a los clásicos relojes del cuadro de instrumentos. Cuenta con numerosos huecos portaobjetos, aunque la guantera se queda muy reducida al contar con el sistema multimedia y el lector de CD.


El equipamiento de serie es algo justo, y se basa en la elección de opcionales para configurar cada uno a su gusto el vehículo que desee y pueda permitirse. Destacan algunos sistemas de seguridad de serie como el sistema de frenada de emergencia con detección de peatones, o el capó activo antiatropellos. Recomendamos la elección de uno de los acabados que Audi nos presenta para completar el equipamiento. Podremos elegir entre 2 según necesitemos una línea más deportiva o algo más elegante. Estas líneas añaden, entre otros, control de crucero, ayudas al aparcamiento, Smartphone interface, navegador o conexión con el teléfono móvil para servicios y SOS.


Las plazas traseras del modelo probado sólo eran 2, aunque en la versión Sportback son 3. El coche puede ser para 4 personas medias o pequeñas, pero si delante van 2 adultos grandes, detrás se nos queda un espacio muy justo incluso para niños. El acceso es algo justo, normal en los modelos coupés, aunque en general son plazas cómodas, con buena altura al techo, pero con poco espacio para las piernas. El equipamiento de serie cuenta con un reposabrazos central, dos puntos ISOFIX, toma de 12V, algunos huecos portaobjetos, portabebidas y ganchos para colgar abrigos o una chaqueta.


El maletero es amplio y con una buena boca de carga. De hecho es el más grande de toda su competencia. Los asientos abatibles de serie en proporción 40:20:40 permiten transportar elementos largos como los esquís, y dejan una superficie casi plana. Cuenta con un doble fondo en el que hay algo de espacio para guardar cosas y en donde encontramos la rueda de repuesto. Eso sí, lo que dejemos ahí, ira sobre el propio chasis de metal y podrá hacer ruidos molestos cuando viajemos. También cuenta con tiradores de plegado de asientos, luces propias, ganchos retractiles para bolsas, ganchos para red de carga y algunos huecos laterales para objetos pequeños.


El chasis que utiliza este A5 se basa en la plataforma MLB, como el Audi A4, pero con una configuración general algo más dura. Audi nos ofrece la posibilidad de elegir el tipo de chasis que queramos, optando por algo más blanda en su configuración de suspensiones confort, o más duras si optamos por el tren de rodaje deportivo. También ofrece sistemas de suspensión y dirección regulables que podremos elegir, mediante el Drive Select situado en el salpicadero, la configuración que deseemos en cada momento. También disponemos del Sistema XDS que frena las ruedas interiores de la curva para potenciar más el giro y la agilidad del coche. Podremos limitar el nivel de actuación del sistema ESP, eligiendo entre 3 modos, incluido uno Sport. El A5 es un coche de tracción delantera (a diferencia del resto de la competencia), al que podremos añadir el sistema Quattro de tracción total para mejorar el agarre y potenciar el dinamismo del coche. Desde luego muy recomendable si además tenemos motores de cierta potencia. También es muy recomendable la transmisión automática, pues aumenta mucho el confort y añade el sistema Launch Control.


El motor de la unidad probada es el 2.0TDI de 190cv. Este motor será suficiente para la mayoría, pues te permite ir a buen ritmo y tener potencia suficiente para cualquier circunstancia con unos consumos muy reducidos. Nosotros, en una conducción mixta, obtuvimos un consumo de 5,5L/100km. En general todos los motores que nos presenta Audi para este modelo son muy buenos. Si queremos más potencia, tenemos el 2.0TFSI de gasolina o un V6 diésel que es un auténtico avión. En los modelos más radicales como los S5 y RS5 dispone de un motor V6 gasolina con potencias de 354cv y 450cv respectivamente.



Este es el Top 5 de las cosas que no tienen sentido en el Audi A5 Coupé

Tendrás que reajustar tu posición de conducción cada vez que alguien entre detrás. Los asientos (si no son eléctricos) no guardan la configuración previa. Como mi abuela decía, el que no tiene cabeza… tiene que tener brazos.

La unidad probada no tenía el sistema de tracción Quattro y no hacíamos más que patinar y patinar cada vez que acelerabas un poco fuerte. Desde luego obligatoria la tracción total si queremos mejorar el dinamismo.

De serie cuenta con la llave Confort, la cual no tendremos que introducirla en ningún sitio para arrancar el coche. El problema es que tendremos que sacarla del bolsillo para abrirlo, pues no cuenta con apertura ni cierre por proximidad.

Las palancas del maletero para el plegado de los asientos son completamente inútiles, pues tendremos que acceder a las plazas traseras para finalizar el plegado de estos.

Si o si deberemos gastarnos los 60 euros que supone el aumento del depósito de Adblue, el líquido de urea anticontaminación. Si no lo hacemos tocará rellenar cada 10.000km.

Pero sin embargo hay un montón de cosas muy interesantes en el Audi A5 Coupé. Este es nuestro Top 5:

Cuenta de serie con detección de peatones y frenada de emergencia, llamada automática de SOS, capó antiatropello y la opción de equipar el coche con conducción semiautónoma. Esto último muy recomendable.

Audi mantiene algunos elementos que veníamos viendo en otros modelos, como el reposabrazos ajustable en altura y profundidad, el retrovisor sin marco que mejora la visibilidad delantera o los faros LED con intermitentes dinámicos.

El A5 cuenta con aerodinámica activa, esto se ve en los conductos frontales que mejoran la estabilidad. Además es el más aerodinámico de su categoría.

Aunque las puertas son muy grandes, ponerte el cinturón no es un problema. El coche te da la bienvenida acercándote el cinturón de seguridad.

Su aspecto, algo continuista y criticado por algunos, nos parece formidable. Con una buena mezcla entre clase y deportividad. Las ventanillas sin marco le acentúan el carácter.

Su precio arranca desde los 41.620 € aunque podrás ahorrarte más de 5.800 € del precio del coche sobre el modelo de serie si te pones en contacto con MT-Design. El precio final de la unidad probada es de 52.350 €, aunque habrá que aplicarle todos los descuentos.


Como conclusión, es un coche muy redondo y formidable para la inmensa mayoría, pero su comportamiento dinámico deja mucho que desear. Desde luego se trata más de un modelo GT, con el que hacer muchos kilómetros, que de un coche deportivo. Si nuestro bolsillo nos lo permite, elegiría sin dudarlo la transmisión automática y la tracción Quattro, y un motor de no menos de 190cv. El 2.0TDI nos ha gustado mucho en general y creemos que sería suficiente para la mayoría. Deberemos tener cuidado con los opcionales pues se puede disparar muchísimo el precio al pasar por caja.


En general, nuestro veredicto es de MUY RECOMENDABLE.

MT DESIGN




Asesoramiento personalizado para particulares y flotas.




"Algunas máquinas tambien pueden tener alma."

Contacto



ASESOR PERSONAL


Alejandro Martinez Temiño


Email: a.martinez@mt-design.es


Telefono: (+34) 609 17 24 75


Copyright. All Rights Reserved