PRUEBA SIGUIENTE

PRUEBA ANTERIOR

Mercedes Benz CLA Shooting Brake


 Eclipse Cross

Audi A3

Hemos estado conduciendo durante un día el Mercedes-Benz CLA Shooting Brake y estas han sido nuestras conclusiones.


El CLA acaba de sufrir una actualización durante el primer trimestre de este año, acercándole más a las actualizaciones de su hermano menor de marca el Clase A, del que comparte plataforma. Nosotros hemos probado la versión familiar denominada Shooting Brake, la cual presume ser única en el mercado con la característica de ser al mismo tiempo un coupé de aspecto deportivo, y un familiar con el que irse a la playa de vacaciones con los niños y el perro.


























Los cambios más sustanciales están en los paragolpes, con una línea deportiva más marcada, rediseño de los grupos ópticos, ahora LED de serie. La parrilla de efecto “diamante” ahora es de serie en toda la gama. A nivel mecánico, las opciones siguen siendo las mismas que antes. El equipamiento en general mejora sustancialmente, con el control de crucero, retrovisores eléctricos fotosensibles, la tapicería mixta de cuero y tela con asientos deportivos bucket o faros LED son ahora de serie desde la versión más baja.


El interior mantiene el diseño del modelo anterior, con una línea muy deportiva y llamativa. Destacan las tomas de aire de tipo turbina y los asientos deportivos tipo bucket. Los asientos y la posición de conducción en general es muy ergonómica, con la pantalla, de serie, en una posición muy elevada y que apenas te hace retirar la mirada de la carretera. Sus mandos son sencillos con botones de acceso rápido y controles en la consola central. Se puede regular la altura de los cinturones de seguridad, pero la visibilidad por el retrovisor central es algo justa. Curiosamente los espejos de los parasoles no incluyen luces de cortesía de serie. En general el confort es bueno aunque se debería mejorar en calidad de algunos materiales plásticos y en algunos ajustes.


Las plazas traseras son muy cómodas y amplias. Útiles para adultos de tallas medias y grandes. Su plaza central es bastante cómoda, pero al ser estrecha y obligarte a situar los pies en la zona de los ocupantes lateras debido a los raíles de los asientos delanteros, obliga a ser una plaza de emergencia o para niños pequeños. Cuenta con anclajes isofix, luces de cortesía propias, toma de 12V, rejillas de la climatización, y reposabrazos central en opción. Sin embargo hay que destacar el difícil acceso, con puertas que no abren mucho, y una línea de las ventanillas que hace que tengamos que agachar mucho la cabeza.


El maletero del CLA Shooting Brake es formidable, y le da todo el sentido a este coupé. Tendremos muchísima capacidad, ampliable abatiendo los asientos de las plazas traseras. Aunque de serie la división de estos asientos es asimétrica 60:40, podemos elegir en opción la división 40:20:40. El maletero cuenta con un doble fondo muy amplio y tapizado, argollas para red de carga, ganchos portabolsas, red lateral para objetos pequeños, e iluminación propia. Es curioso seguir encontrando en este tipo de coches Premium luces interiores incandescentes en estos tiempos. Además de que la forma coupé del maletero hace que tengamos una boca de carga con alguna estrechez y un escalón entre el fondo del maletero y la parte baja del portón.


El chasis que se utiliza es muy conocido, ya que lo comparte con varios modelos de la misma marca y de otras asociadas al grupo Daimler. Su configuración es media, aunque se endurece con la línea AMG. Si optamos por el cambio automático o por el “Dinamic Select” podremos jugar con las variantes que nos ofrece sobre la respuesta del motor, la dureza de la dirección, el sistema Start-Stop o la climatización para adaptar el coche a cada circunstancia que queramos. En general es un coche muy ágil, muy aplomado y de respuestas muy vivas. En opción podemos optar por una transmisión automática secuencial de doble embrague de 7 relaciones. También, y según qué modelos, podremos además añadir el sistema de tracción a las 4 ruedas.


El motor de la unidad probada es el perteneciente al 200d, es decir un 2.2 turbo diésel de 136cv. Hemos conseguido un consumo que ronda los 5,5 l/100km en circuito mixto. Es un motor algo perezoso pero que será suficiente para la inmensa mayoría de gente. Te permite ir a un ritmo alto sin problemas, eso sí, si vas tu solo en el coche. Es un motor que funciona bien aunque desde MT-Design recomendamos el modelo diésel siguiente, con el mismo motor y un consumo muy similar, pero con 170cv.



Este es el Top 5 de las cosas que no tienen sentido en el Mercedes Benz CLA Shooting Brake:

Esperaba algo más del motor 2.2 de la unidad probada. El par es bueno pero al subir de vueltas se queda plano y el motor muere. La estética hace esperar un poco más de este coche.

Los asientos deportivos, la línea tan estrecha de ventanas y las terminaciones en negro hacen que las plazas traseras sean muy oscuras. Ni el gran techo panorámico ni el tapizado claro del techo lo mejoran.

Los detalles de calidad como el forro de piel vuelta de las puertas y asientos o el salpicadero de aluminio confrontan con unos ajustes muy pobres que generan craqueteos y chirridos entre las piezas.

El acceso a las plazas traseras es deficiente debido a su estilo coupé. Las puertas abren poco y la línea de ventanas te hace bajar mucho la cabeza al entrar.

Un coche con esta filosofía de maletero debe tener detalles como un sitio donde guardar el estor cubre equipaje debajo del piso. O asientos traseros reclinables desde el maletero para que sea plenamente funcional.

Pero sin embargo hay un montón de cosas muy interesantes en el Mercedes Benz CLA Shooting Brake. Este es nuestro Top 5:

Al cerrar el coche, suena un pitido muy útil que permite reconocer si todas las puertas están bien cerradas. No nos volveremos a dejar el coche abierto nunca más.

Los asientos deportivos son sorprendentemente cómodos, agarran muy bien y tienen muy buenos recorridos para ponerse cada uno en su posición más ergonómica.

Sus puertas sin marco para las ventanillas le dan un toque muy deportivo que remarca su línea coupé. Es Espectacular.

La variante automática cuenta con muchísimos huecos en la consola central para vaciarte los bolsillos al subir al coche.

El techo panorámico es enorme, aunque no abre del todo, da una luz fundamental al habitáculo. Además, la cortinilla de tela es eléctrica, y no manual como en otros modelos de la competencia.


Su precio arranca desde los 30.625 € aunque podrás ahorrarte más de 4.000 € al precio del coche sobre el modelo de serie si te pones en contacto con MT-Design. El precio de la unidad probada es de 44.976,24 € al que habrá que aplicarle todos los descuentos.


En conclusión, el CLA Shooting Brake es un coche muy especial. Su filosofía coupé y deportiva encaja perfectamente con una variante más familiar de portón y maletero amplio. Para lo bueno y para lo malo es un coupé+familiar y en ocasiones es algo positivo pero en ocasiones choca profundamente. Este es el caso de las plazas traseras, comodas y amplias (familiar) pero oscuras y con difícil acceso (coupé). O con el maletero, con una grandísima capacidad (familiar), pero con escasa visibilidad, boca estrecha y escalón notable (coupé). A lo mejor por estas cosas es por lo que es el único modelo del mercado en este segmento de estas características. El precio es algo elevado.


En general, mi veredicto es de RECOMENDABLE.



MT DESIGN




Asesoramiento personalizado para particulares y flotas.




"Algunas máquinas tambien pueden tener alma."

Contacto



ASESOR PERSONAL


Alejandro Martinez Temiño


Email: a.martinez@mt-design.es


Telefono: (+34) 609 17 24 75


Copyright. All Rights Reserved