PRUEBA SIGUIENTE

PRUEBA ANTERIOR

Mercedes Benz Clase X


Mitsubishi L200

Audi A5 Coupé

Hemos estado conduciendo durante tres días el Mercedes Benz Clase X y éstas han sido nuestras conclusiones.


Que los pick-up de tamaño medio se están poniendo de moda, ya lo sabíamos. Pero nunca pensábamos que marcas Premium sacarían sus propios modelos. Estos vehículos se suelen caracterizar por ofrecer una gran capacidad de carga y unas cualidades de todoterreno que pocos SUV pueden ofrecer. Además, últimamente, ya no son solo vehículos de trabajo, si no que resultan cómodos y confortables para usos diarios de carretera y ciudad. Mercedes Benz se adentra en este segmento con un modelo completamente nuevo y que en nuestro mercado sólo podría competir, por calidad y precio, con el VW Amarock.


























El Clase X de Mercedes se ensambla en la planta de Nissan en Barcelona. Esto es así ya que se fabrica sobre la nueva Nissan Navara. Únicamente se ofrece la carrocería con cabina doble, con 5 plazas útiles y amplias. Tiene tres niveles de equipamiento, pudiendo elegir entre un vehículo de trabajo, o un coche Premium, cómodo y perfecto para el día a día si lo que buscamos es un todoterreno muy versátil y con una gran presencia y robustez.


El interior es amplio y cómodo. Su posición de conducción es muy alta y la visibilidad es buena por todas las esquinas del habitáculo. Es fácil acomodarse, ya que disponemos de regulación eléctrica de los asientos delanteros con ajuste lumbar (solo en el acabado más alto), regulación de la altura del cinturón y regulación en profundidad y altura del volante. Mejoraría con un reposabrazos central más adelantado y con los reposabrazos de las puertas de un material que no fuese plástico duro (esto último en opción con el paquete de cuero). Los mandos, el sistema de infoentretenimiento, el volante, las palancas del volante y las tomas de ventilación proceden de otros modelos de la marca de la estrella, y destacan frente a otros elementos de calidad muy mejorable y de origen Nissan. Los ajustes son muy buenos y enfatizan la apariencia robusta de este tipo de coches.


El equipamiento varía mucho según las versiones, siendo un modelo básico destinado al trabajo en su versión Pure, o un vehículo de equipamiento muy correcto, versátil y confortable en su acabado Power. Contamos con un sistema de infoentretenimiento de tipo tablet muy intuitivo y rápido con navegador (en opción). Tenemos también la opción de integrar cámaras de 360º con sensores de aparcamiento, asientos en símil de piel calefactados con ajuste lumbar y eléctricos, retrovisor con anti-deslumbramiento automático, faros LED y un gran catálogo de opcionales y accesorios. En general el acabado es correcto, pero echamos en falta elementos de calidad propios de la marca Mercedes.


Las plazas traseras son generosas y amplias para adultos medio-grandes, aunque no son las mejores del segmento, pues contamos con un respaldo demasiado erguido. La plaza central es muy buena, ya que apenas contamos con un pequeño resalte en el túnel de transmisión, es blanda y envolvente, al no contar, ni siquiera en opción, con un reposabrazos central. La gran anchura lo hace cómodo para acoger a 3 personas detrás de manera ocasional. Contamos con detalles como toma de 12V, tomas de ventilación propias, red detrás de los asientos delanteros, anclajes ISOFIX, ventanillas eléctricas, luz de cortesía y perchas o ganchos. Podemos contar, en opción, con una ventana eléctrica posterior. Debajo de la banqueta tenemos un hueco para objetos pequeños como el gato, los triángulos, etc, aunque echamos de menos un poco más de espacio para meter alguna bolsa de viaje.


La caja del maletero es grande y podremos cargar más de una tonelada de peso. Sus medidas 1587 / 1470 / 475 (largo / ancho / profundo)(mm) permiten cargar de todo, transformando este coche en un vehículo con una versatilidad que muy pocos tienen. Si no es suficiente podremos remolcar hasta 3500kg de peso. La caja cuenta con todo tipo de detalles, en el acabado más alto, encontraremos un recubrimiento plástico antiralladuras, ganchos desplazables sobre rail, toma de corriente, luz de trabajo y un sinfín de accesorios originales con tapas rígidas, barras antivuelco, railes de techo, sistemas carrozados canopy, etc.


El chasis del Mercedes Benz Clase X es de largueros y sobre la plataforma D23 de la alianza Nissan-Renault-Mercedes. Su configuración es blanda pero directa, lo que lo transforma en un vehículo muy cómodo para hacer grandes viajes, sin rebotes y muy bien insonorizado. Esto es debido a una suspensión trasera de muelle, en vez de ballestas como las de la competencia. Los frenos son precisos y potentes, con discos en las cuatro ruedas. Mercedes ofrece de serie una configuración destinada a carretera, con neumático de asfalto.  Sin embargo te ofrecen la posibilidad de equipar una suspensión con mayor altura al suelo, neumáticos mixtos M+S y un diferencial central bloqueable. Cuenta también con sistemas de ayuda a la conducción como el control de descensos o el sistema de tracción con diferenciales electrónicos de ajuste de par. Esto lo convierte en un auténtico todoterreno muy solvente fuera del asfalto.


El motor que se comercializa en nuestro país es el 2.3 turbodiesel de origen Nissan y con dos niveles de potencia, el correspondiente al 220d con 163cv y 403Nm y el correspondiente al 250d con dos turbos, 190cv y 450Nm. Podrá ir asociado tanto a una caja manual de 6 velocidades como a una transmisión automática de 7 velocidades. También podremos equipar el sistema de tracción 4Matic. Este sistema de tracción es regulable, pudiendo optar de manera manual por 2WD (tracción trasera permanente), 4H (reparto 50 Delante / 50 Detrás) y 4L (Con un sistema de transmisión reductora). Nosotros hemos probado la versión más potente, automática y con el sistema de tracción 4Matic y lo recomendamos plenamente. Durante nuestra prueba hemos conseguido consumos de 9L/100km en un tramo de carretera y campo alternando 2WD y 4H. Sin embargo, durante este 2018 saldrá una versión V6 Turbodiesel de 258cv y tracción 4WD permanente con ajuste de par que será espectacular. Estamos deseando tener un modelo de prueba con esta motorización.


Este es el Top 5 de las cosas que no tienen sentido en el Mercedes-Benz Clase X

Es posible que no guste mucho entre los amantes de la marca. Muchos elementos clásicos de Mercedes desaparecen por ser de origen Nissan. Por ejemplo, el cambio automático de la columna de dirección o la llave, que comparada con la de un Clase C…

En general la calidad interior es muy baja para tratarse de un Mercedes. Todos los plásticos son duros y de calidad baja. Solo se salva lo que hereda de su hermano el Clase C, volante, pantalla, controles y… ya!

Las plazas traseras son muy cómodas y están plagadas de soluciones que acentúan el carácter Premium. Pero hay cosas, como las tapas de los anclajes ISOFIX, que no tienen sujeción y es muy fáciles perderlas.

El reposabrazos de la consola central resulta completamente inútil al quedar en una posición muy retrasada. Esto y nada es lo mismo. Además no hay muchos huecos para dejar las cosas, el móvil te toca dejarlo en el hueco de las puertas.

El equipamiento es de baja calidad. Esperábamos muchos más detalles. Como luz en las guanteras, limpiaparabrisas automático, luces ambiente, luces interiores LED, … en fin, más Mercedes y menos Nissan.

Pero sin embargo hay un montón de cosas muy interesantes en el Mercedes-Benz Case X. Este es nuestro Top 5:

Mercedes cuenta con un servicio telemático de información MercedesMe con sistema de asistencia ante colisión con llamada SOS.

Mercedes ofrece opcionales y accesorios que transforman el coche según nuestras necesidades, pudiendo optar por una configuración más rutera u otra más campera.

La suspensión trasera, de muelles, su gran distancia entre ejes y su gran peso lo convierten en un coche muy cómodo para hacer muchos km. Ni rebotes, ni balanceos, muy bien insonorizado, conducción muy Mercedes.

De serie y desde el acabado más bajo cuenta con lector de señales de tráfico, control de crucero, detector de cambio de carril involuntario y control de descensos. Una pena que no haya posibilidad de ampliar los sistemas de asistencia a la conducción.

Sus cualidades off-road son excelentes al contar con la transmisión 4Matic, con reductora, selector de tracción, control de descenso, bloqueo de diferenciales, ruedas mixtas, cámaras 360º y suspensión ampliada.

Su precio arranca desde los 33.759 € aunque podrás ahorrarte más de 5.000 € del precio del coche sobre el modelo de serie si te pones en contacto con MT-Design. El precio final de la unidad probada es de 50.600 €, aunque habrá que aplicarle todos los descuentos.


En conclusión, es un buen pick-up, es un buen coche y es un buen todoterreno, y la suma de los tres apartados lo transforma en el mejor Pick-up medio del mercado actualmente. No es el mejor en cada uno de los apartados, pero cumple perfectamente con un cliente que busque gran versatilidad de carga, el confort de un coche para el día a día y con unas aptitudes todoterreno muy destacables. Aunque las calidades defraudan un poco, la exclusividad se paga, y es que pagaremos 20.000 € más si optamos por este modelo en su acabado más alto en vez de optar por un Nissan Navara, con el mismo motor, transmisión, equipamiento, etc. Nosotros recomendamos el coche con el máximo equipamiento posible y el motor más potente, el resto de cosas podrán resultarnos un poco decepcionantes para tratarse de un Mercedes Benz.


En general, nuestro veredicto es de RECOMENDABLE.


Agradecer enormemente la colaboración de Mercedes Benz AUTASA Talavera de la Reina cediendo el modelo de prueba.



MT DESIGN




Asesoramiento personalizado para particulares y flotas.




"Algunas máquinas tambien pueden tener alma."

Contacto



ASESOR PERSONAL


Alejandro Martinez Temiño


Email: a.martinez@mt-design.es


Telefono: (+34) 609 17 24 75


Copyright. All Rights Reserved